miércoles, 22 de julio de 2015

Comentario al texto "Aprendizaje Basado en Problemas en la Pontificia Universidad Católica del Perú. un caso de estudio" de Luis Bretel.


Comentario al texto "Aprendizaje Basado en Problemas en la Pontificia Universidad Católica del Perú. un caso de estudio" de Luis Bretel.

Eddy Romero Meza

El ABP (Aprendizaje Basado en Problemas), es una forma de aprendizaje cooperativo que se basa en los principios del “aprendizaje significativo” de David Ausubel y el “conflicto cognitivo” Jean Piaget. Resulta interesante notar que su origen se ubica en las universidades. Frente a una enseñanza signada por lo expositivo (disertación o  clase magistral), surgió una propuesta que apostaba por darle mayor autonomía a los estudiantes en sus aprendizajes.

Muchas veces los profesores universitarios confundían el hecho de ser buenos académicos o investigadores con ser docentes competentes. Estos últimos en realidad son reconocibles por su capacidad de generar aprendizajes auténticos entre sus estudiantes.

En estos tiempos, numerosos docentes universitarios (así como de escuelas) han abandonado el viejo discurso de que los estudiantes son siempre el problema (no vienen preparados a la universidad, no desean profundizar los conocimientos, no son críticos ni analíticos, etc.), y han buscado incorporar a su práctica este método, que se centra en los estudiantes y desafía a los profesores a ser más creativos que nunca en sus enfoques.

El punto de partida es plantear un problema (relevante, interesante) a los estudiantes, para buscar que ellos integren sus conocimientos, indaguen conjuntamente (investigar), se planteen hipótesis, enfrenten situaciones imprevistas, aprendan a tomar decisiones, trabajar con otros, comunicarse asertivamente y autoevaluar su desempeño. Haciendo de los saberes algo auténticamente significativo, en la medida que uno mismo los descubre o construye. El docente realidad amplía su rol, antes que reducirlo como algunos quizás lo malinterpreten.

El ABP obliga al docente universitario a salir de su zona de confort y dueño de la verdad revelada, y los lleva un plano más horizontal donde un conjunto de personas resuelve problemáticas relevantes y trabaja cooperativamente bajo su guía. En una sociedad que busca democratizar más las relaciones sociales, esto resulta acorde a las necesidades de la escuela y la universidad: formar ciudadanos y profesionales capaces de pensar y trabajar en nuevos escenarios y bajo desafíos que exigen el involucramiento de todos.

Planteamientos retadores, discusión reflexiva y trabajo conjunto son caminos que sigue la didáctica basada en el ABP. Espero que su incorporación generalizada a las aulas no demore demasiado. 

Libro comentado: ABP, Experiencias y Resultados.Tres años de aprendizaje basado en problema en la Pontificia Universidad Católica del Perú (2007).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada